lanacion.in

En nuestro ecosistema, las marcas conversan con sus consumidores.

 

Hace ya algunos años en LA NACION entendimos que comenzaba una nueva etapa. La concentración de las audiencias en grandes sistemas como los diarios, la televisión, las revistas y la radio cambiaba hacia una fragmentación generada por la llegada de Internet, la evolución de l atecnología y la irrupción los smartphones y las tablets, y demandaba un esfuerzo de los medios tradicionales por alcanzar a quienes buscaban información y entretenimiento en múltiples plataformas.

 

Asumimos el desafío digital con la rigurosidad y calidad en los productos como lo venía haciendo LA NACION impresa desde su fundación en 1870. Pusimos en el centro de la atención a los lectores y el foco en el entendimiento y el aprendizaje de cómo sería el nuevo paradigma del consumo de medios.
En el frente publicitario venimos desarrollando formatos innovadores para aquellas marcas que buscan impactar a nuestras audiencias. Comenzamos con el desarrollo digital con lanacion.com en 1995, hace ya 20 años, habiendo sido LA NACION el primer medio argentino en Internet. Luego vinieron canchallena.com con toda la información deportiva, y los sitios de las revistas.

 

En lo que respecta a las revistas, desarrollamos títulos para generar un vínculo con audiencias segmentadas: los viajes en Lugares; el diseño y la decoración en Living, líder en su categoría; para el hombre, Brando; y el paisajismo en Jardín. En la categoría femenina hace siete años lanzamos Ohlalá!, una revista, un concepto y una comunidad que ingresó en una de las categorías más competitivas y exigentes del mercado, pero que logró posicionarse y generar un vínculo único con sus lectoras siendo actualmente líder en venta de ejemplares de la categoría además de ser el primer título que se lanzó con su versión digital entendiendo las necesidades de la audiencia. También desarrollamos licencias
como Rolling Stone para llegar a la cultura joven. Y en los últimos años incorporamos a los chicos con Mundo Gaturro, Disney Princesas y Disney Junior. A fines de 2010 lanzamos Hola!, que desde el noveno mes en la calle, alcanzó el liderazgo en venta de ejemplares y lo sostiene.

 

En lo que respecta al diario, hubo y seguirá  habiendo un intenso trabajo por entender cuál es el mejor diario impreso que podemos acercarle a los lectores cada mañana. Desarrollamos nuevos productos editoriales para cubrir nuevas demandas por parte de los lectores. Uno de ellos fue Sábado, un suplemento que todas las semanas busca reflejar temáticas de interés de la vida cotidiana, la innovación, el consumo y la vida digital. También lanzamos Conversaciones, que se publica los días feriados, con entrevistas en profundidad a diferentes personalidades, adaptándose al momento de consumo. El último relanzamiento fue el de LA NACION Revista, ahora dirigida a una audiencia joven adulta. Junto al crecimiento a la penetración de los smartphones desarrollamos todas nuestras marcas editoriales con versiones de diseño responsive, aplicaciones y comunidades en redes sociales.

 

En estos últimos años las audiencias de LA NACION crecieron por la incorporación de nuevos productos y plataformas, en las que la audiencia joven adulta –entre 20 y 54 años– es la que más creció y ya representa casi el 70% de nuestra lectoría (fuente TGI). Estas nuevas audiencias no son sólo consumidores activos que disponen del 60% de los ingresos salariales, sino que tienen características
únicas en la forma de relacionarse con nuestros medios. LA NACION atrae a una audiencia que reconoce y valora la objetividad, profundidad, credibilidad y calidad de nuestros productos y genera un vínculo sólido y perdurable. Esta nueva audiencia que fue desarrollada a partir de la multiplataforma tiene características únicas. Nuestra audiencia es protagonista y la componen personas exigentes, activas e influyentes.

 

Es exigente por su constante búsqueda por vivir mejor, activos por su curiosidad y su avidez por participar, compartir e interactuar. No sólo se adapta a los cambios, es generadoradel cambio. Es influyente porque la componen referentes en su entorno laboral y social. Esta audiencia protagonista está conectada a LA NACION a través de sus múltiples plataformas, siguiendo nuestro periodismo
de investigación y nuestra opinión, las revistas y disfrutando de los beneficios del Club LA NACION. Para esta audiencia tenemos formatos publicitarios de impacto que logran alcance y engagement que las marcas necesitan.Así como el desarrollo de content marketing para comunicarse con la audiencia protagonista. Sabemos que este protagonismo es también un rasgo de identidad de nuestros anunciantes y sus marcas que encuentran en nuestro ecosistema alta afinidad para conversar con sus consumidores.