lanacion.in

 

Apuntamos a un lector que se vincula con los valores e intereses de la época y que integra una comunidad masiva, pero de lazos estrechos.


En una etapa de mayores demandas y nuevos desafíos, LA NACION enfoca sus iniciativas en el potente vínculo que la une con su comunidad de lectores y socios.

 

Nuevos referentes profesionales. La pujante y emergente clase creativa. Líderes empresarios, hombres y mujeres, con una impronta generacional distinta. Inquietos influyentes que surgen de ámbitos que van de las carreras de posgrado, al emprendedorismo o la actividad social y que impactan positivamente en las decisiones cotidianas en los ámbitos familiar, doméstico, íntimo, pero también en el institucional, laboral, económico o político.

 

Estudiantes de carreras de grado tradicionales y “millenials” que buscan, especialmente en dispositivos
digitales o en servicios eficientes, nuevos puentes con su vida adulta. La cada vez más mayor cantidad de consumidores conscientes, exigentes de estándares de calidad exigentes pero susceptibles a las experiencias e historias novedosas, interesados por la historia pero orientados al futuro con mezcla de escepticismo y optimismo, cosmopolitas pero con profunda mirada nacional. Defensores de las instituciones como motor para el desarrollo humano individual.

 

Para responderse a la pregunta de cuánto han cambiado en el último tiempo los lectores de LA NACION deberíamos preguntarnos acaso cuanto hemos cambiado cada uno de nosotros. En los últimos años, LA NACION ha afrontado con audacia el desafío de adaptar y vigorizar una propuesta que se encamina a cumplir un siglo y medio de vigencia.

 

Y 2015 será otro paso importante en ese proyecto: poner en el centro de su propuesta a un lector activo, participante, protagonista que, más allá de las plataformas, es un adherente, un miembro, un socio que se vincula con los valores e intereses de una época dando forma a una comunidad masiva pero de lazos estrechos.

 

Esa conexión se da a través de múltiples productos pero expresa de manera peculiar, única, a un cada vez más potente y numeroso segmento del ecosistema social y económico de la Argentina. La adhesión en redes sociales, la masiva lectoría digital, la lectoría de revistas como Living, Ohlalá, Hola! y Rolling Stone, el suceso de los diarios del fin de semana en el último lustro (con el internacionalmente premiado
suplemento Sábado) y losmiles de socios activos del Club    LA NACION son la prueba elocuente, tangible, de esa comunidad que apuntamos a reforzar desde los contenidos, los beneficios y los servicios que la expresan.

 

Estamos convencidos, y es lo que queremos compartir con ustedes, que es un momento ideal para apostar, para enriquecer las propuestas de valor con el eje puesto en la experiencia del usuario, entendida de modo profundo: en los productos impresos a través de iniciativas originales que refuercen esas cualidades únicas; en los productos digitales a través de una profunda confianza en la personalización y la funcionalidad como criterios diferenciales; en nuevas iniciativas que se desarrollen
a partir de esas fortalezas que son la marca y las personas que la representan desde la organización
en todas sus áreas.

 

Pero, especialmente, en el Club LA NACION, el gran pivot del vínculo con esas audiencias, el ámbito en el que se convierten en los verdaderos protagonistas. En “ociólogos” como hemos decidido llamarlos: no sólo porque son personas que han hecho de su tiempo libre una ciencia, una profesión, sino porque buscan compensar su autoexigencia y las exigencias sociales con un inteligente uso del tiempo libre, con una dosis de indulgencia, de disfrute, de placeres que no son vistos solo como un pasatiempo, sino un modo de completar su identidad cultural.

 

A ellos, les dedicaremos buena parte de nuestros esfuerzos no solo con una revista semanal que se publicará los viernes (y refuerza el concepto de fin de semana robusto y ampliado, en la línea del suplemento Sábado, la rediseñada revista dominical y el suplemento Conversaciones que circula los días feriados) sino con una batería de iniciativas y actividades en las que esperamos reflejar esa evolución.